Crónica

La casa del Dios del Amor y Otras ciudades amazónicas. I

Desde que Francisco de Orellana, acompañado de un puñado de soldados y un cura, que se encargó de tomar nota del evento, entraron espantados a las aguas del amazonas un 12 de febrero de 1542 –día de santa Olaya, dice el cura- hemos sido muchos los foráneos que hemos visitado la Amazonía y sus ciudades sin saber bien lo que buscábamos.