Primer Simposio Internacional de Español Amazónico

Pilar Valenzuela

En mi primer día recorriendo las calles de Iquitos, allá por el año 1990, me encontré con un letrero en la puerta de una vivienda que anunciaba orondamente: “Se vende curichi”. Me resultaba imposible decodificar exitosamente dicho mensaje. ¿Qué venderían en aquella casa? Y como me daba vergüenza preguntar por el significado de una palabra que parecía tan básica, permanecí por ahí cerquita esperando que se produjera una venta. Entonces descubrí que el misterioso “curichi” era nada menos que un “marciano”. Y así me pasé los primeros meses de los que serían cuatro dichosos años como residente de esta ciudad. Me compré una moto y me acostumbré a dar vueltas de noche por la Plaza de Armas, el antiguo Malecón y el “Amauta”. Esperaba los miércoles para ir a bailar al Agricobanc y los fines de semana para hacer el mercado en Belén y almorzar por el Itaya o el Nanay. Expandí mi caudal léxico a la par que saboreaba patarashcas, timbuches y juanes; bebía aguajinas, masatos y todo tipo de ….chados. Aprendí a huir de shereteros, afasis y mishicos. ¿Conformarme con un amor shegue, yo? ¡Ni cuándo! Y poquito a poquito el castellano loretano, con su singular léxico, estructura gramatical y entonación, se convirtió en un habla casi propia para mí.

Sin embargo, el castellano amazónico no recibe la consideración que merece. Por lo general no es reconocido como una variedad de la lengua española tan válida como la de Lima, Bogotá o Ciudad de México, por mecionar unas pocas. El castellano amazónico es estigmatizado fuera de la Amazonía y, hasta cierto punto, también dentro de ella. En las contadas ocasiones en que emerge en los medios de comunicación nacionales suele ser presentado de manera burlona, caricaturesca e incluso grotesca. En los medios académicos el interés por estudiarlo ha sido casi inexistente. Pero al menos parece que esto último está empezando a cambiar. En efecto, los días 23 y 24 de noviembre 2015 se llevó a cabo el “Primer Simposio Internacional de Español Amazónico” en la Pontificia Universidad Católica del Perú, con el auspicio de la Maestría en Lingüística de dicha institución. Este evento contó con dieciséis ponencias a cargo de investigadores procedentes de universidades del Perú, Ecuador, Colombia, los Estados Unidos, Holanda y Australia.

Tuve el honor de co-organizar este simposio con mis colegas y amigos Margarita Jara y Roberto Zariquiey. Para nosotros se trata de una deuda que los lingüistas tenemos con la Amazonía. A diferencia del castellano andino, que desde hace décadas goza de un espacio propio al interior de los estudios dialectológicos hispánicos, el castellano amazónico apenas empieza a ser conocido internacionalmente. A saber, este simposio constituye el primer encuentro formal dedicado exclusivamente al intercambio de resultados de investigaciones sobre las diferentes formas de español amazónico. Pero nuestro interés no es puramente académico. Nos mueve también el objetivo socio-político de dar a conocer que las versiones amazónicas del español constituyen códigos complejos, con influencias diversas, de carácter tanto innovador como conservador, tan dignas de estudio como cualquier otra variedad dialectal del mundo hispánico. Su estudio enriquece los campos de la lingüística teórica y tipológica, del contacto de lenguas y la adquisición lingüística, de la sociolingüística, la evolución histórica, etc.

La ponencia magistral del evento estuvo a cargo de la renombrada sociolingüista peruana Anna María Escobar, profesora de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Ella caracterizó al castellano amazónico como una variedad minorizada del español, con un perfil de ecología social muy particular que nos exige repensar diversos aspectos conceptuales y metodológicos, como la validez de la distinción “urbano” vs. “rural” y la necesidad de hablar de diversos castellanos amazónicos incluso dentro del Perú.

Las siguientes quince presentaciones se basaron en datos recogidos en la Amazonía ecuatoriana y colombiana, así como en diversos puntos de la Amazonía peruana: Iquitos y alrededores, Pebas, Pucallpa, Lagunas, Jeberos y Atalaya. Algunos trabajos se enfocaron en variedades del español amazónico en contacto con diferentes lenguas indígenas: quichua (Jorge Gómez Rendón, Universidad de Amsterdam & Gabriela Jarrín, Pontificia Universidad Católica del Ecuador); shiwiar (Martin Kohlberger, Universidad de Leiden); bora (Stephen Fafulas, East Carolina University & Miguel Rodríguez, Pontifica Universidad Católica del Perú); asháninka, ashéninka y shipibo (Liliana Sánchez, Rutgers University & Elisabeth Mayer, Australian National University). Entre los temas fonológicos encontramos dos ponencias dedicadas a los cambios experimentados por las consonantes palatales en hablas de Ecuador (Erin O’Rourke, University of Alabama) y Perú (Nila Vigil, investigadora independiente), así como una presentación sobre la entonación pucallpina (Miguel García, Ohio State University). Entre los temas gramaticales tenemos el uso de “sus” en concordancia con el número plural del poseedor y no del poseído (Rosa Vallejos, University of New Mexico) y el fenómeno del “leísmo” (Liliana Fernández, Universidad Católica Sedes Sapientiae-Nopoki). En el ámbito de la organización del discurso, se exploraron los varios usos del marcador discursivo loretano “ya vuelta” (Margarita Jara, University of Nevada-Las Vegas & Pilar Valenzuela, Chapman University-California), así como la marcación de la evidencialidad o fuente de la información en el español mituseño de Colombia (Katherine Bolaños, University of Amsterdam). También se contó con una ponencia sobre el léxico loretano y la influencia que ha recibido del quechua y otras lenguas indígenas (Alberto Chirif, AIDESEP), así como un análisis de los tipos de quechua en la formación del castellano amazónico peruano (Roberto Zariquiey, Pontificia Universidad Católica del Perú).

La evaluación del “Primer Simposio Internacional de Español Amazónico” fue altamente positiva, pero obviamente queda mucho por hacer y mejorar. Entre los acuerdos adoptados al final del evento están: tratar de publicar los trabajos presentados en una revista de alcance internacional, subir al internet materiales de las ponencias para su difusión a nivel nacional, organizar un segundo simposio internacional en 2017, impulsar el estudio del español amazónico peruano más allá de la Región Loreto, promover una mayor participación de colegas de otros países amazónicos y recaudar los medios económicos que nos permitan en el futuro extender una invitación especial a intelectuales como el profesor Manuel Marticorena Quintanilla, autor de El castellano amazónico del Perú (IIEHAP, 2010). La participación en este primer evento fue gratuita, lo cual abrió las puertas a más profesionales, estudiantes y público general. Algunos hablantes de castellano amazónico expresaron sentirse reivindicados y orgullosos al constatar que su habla era tomada en serio y despertaba tanto interés entre los lingüistas.

Esperamos hacerles llegar en un corto plazo los materiales del simposio. El programa del mismo está disponible en: http://departamento.pucp.edu.pe/humanidades/linguistica-y-literatura/nov...