La urgencia de identificar, monitorear y evaluar los impactos del Metil Mercurio sobre los pobladores amazónicos y crear un plan de desarrollo de la cuenca del Nanay

Barrio flotante de Belén, en Iquitos, Perú. Foto de Sasha Grabow. Usada con licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported.

Por el Dr. Luis Campos Baca

Hay una agenda que no ha sido priorizada en su real dimensión y es la presencia de metales pesados contaminantes en la amazonia peruana que afectan la salud de los componentes de estos ricos ecosistemas, pero también ponen en riesgo la calidad de sus productos, a portas de una dura realidad y es que en los mercados internacionales cada día se ponen más exigentes en el nivel de concentración máximo permitido de estos metales para poder ser aceptados en sus mercados.

Hay muchas aristas sobre esta agenda que no ha recibido el interés que requiere, así por ejemplo el Cadmio, Plomo, Mercurio entre otros, cuya presencia en los alimentos, a un nivel no permitido, puede bloquear los volúmenes de exportación de nuestros productos emblemáticos.

En este artículo quiero hacer énfasis en el Mercurio, por su efecto directo y en creciente amenaza sobe las poblaciones amazónicas.

EL METIL MERCURIO afecta el sistema enzimático, genético y genera daños en el sistema nervioso y órganos de los sentidos. Este problema es emergente y se cierne como una amenaza para las poblaciones amazónicas en especial.

¿De dónde viene el mercurio? Este contaminante está distribuido en todos los espacios de nuestro sistema global en concentraciones bajas, en los suelos, en el agua y en la atmósfera. Parte de este contaminante es originado por la la desgaseación de la tierra, que emite a la atmósfera gases conteniendo Mercurio, a través de las escisiones que se producen o una actividad volcánica y también por acciones antropogénicas en la elaboración de productos conteniendo mercurio, o por las actividades mineras y otras industrias relacionada a los combustible fósiles.

El Mercurio se evapora y alcanza la atmósfera, siendo desplazado por los vientos y luego, las lluvias lo arrastran en este ciclo biogeoquímico al agua o a los suelos, contaminándolos, este mercurio presente en los suelos, es arrastrado a las quebradas por escorrentía, y esto se agrava más cuando se producen cenizas por los incendios forestales, conteniendo este mineral con altos niveles de concentración.

El mercurio se fija en el fondo de los lechos de agua, siendo parte del bentos y se mantiene en este estado de mercurio inorgánico por mucho tiempo, puede estar ahí sin hacer daño importante, si no lo removemos. Pero cuando hay una remoción del lecho de los ríos, por actividades mineras, o por destrucción para desarrollar alguna obra, este mercurio inorgánico, por un proceso biológico, por un proceso bacterial, es transformando en Metil Mercurio, que es ya orgánico y altamente tóxico. Este mercurio orgánico, es absorbido por el fitoplancton, que está constituido por microorganismos vegetales, que son parte de la base productiva autótrofa, y que en la cadena trófica o alimentaria de estos biotopos o ecosistemas, son la fuente de alimento de los consumidores primarios, en este caso del zooplancton, pequeños organismos que son el alimento de otras especies como por ejemplo las almejas, insectos, y peces hiliófagos, entre otros. Estos peces, como por ejemplo el boquichico, son la base de la alimentación de otros peces piscívoros mayores, como los bagres, el paiche y la piraña, entonces se convierten en parte de este proceso de bioacumulación (cada vez hay más METIL MERURIO) y magnificación(cada vez es más potente el efecto) de este Metil mercurio.

Finalmente, además de llegar este Metil mercurio a los máximos niveles de la cadena alimenticia, es decir a los peces piscívoros, estos peces son la base alimentaria de las comunidades ribereñas nativas de la Amazonia. Las poblaciones amazónicas son las poblaciones que mayor cantidad de pescado usan como alimento, pero en este caso muchas veces pescado contaminado por METIL mercurio.

Otro de los factores, de porqué hay peces con alta concentración de mercurio en zonas ajenas a las actividades antopogénicas, es porque una gran cantidad de peces migran miles de kilómetros, es decir pueden migrar de zonas contaminadas a zonas sin contaminación, pero como hay bioacumulación en sus músculos, ellos transportan este contaminante.

Es un problema de todos los países amazónicos pero que falta generar acciones concretas para enfrentarlo en forma conjunta e integrando acciones. Los ríos están interconectados en la amazonia, y los peces no conocen fronteras y migran entre los países, y todos los países amazónicos tienen comunidades nativas con similares problema
Hay comunidades que tienen alto grado de concentración de mercurio y no viven en áreas de contaminación minera, y cuando se hacen análisis del agua no hay presencia significativa de este metal, pero los peces y los miembros de las comunidades tienen un alto nivel de concentración de Metil mercurio, siendo afectados en su salud. Ellos tienen que alimentarse de pescado porque no tienen más alternativas para alimentarse. Todos sus recursos han sido depredados.

Por ejemplo Los NAHUA de la comunidad Nativa de Santa Rosa de Serjali, situados en el departamento de Ucayali. Población que en contacto inicial dentro de la Reserva Territorial KUGAPAKORI. Hay pruebas de alta concentración de METIL mercurio, situación alarmante. Esto se complica porque las poblaciones indígenas tienen un alto índice de desnutrición.

Estuvimos ahí visitando a los NAHUA y definimos un plan de acción para construir una piscigranja y producir peces limpios, traer a los jóvenes nativos a Pucallpa para capacitarlos en agroforestería, hacer un análisis de sangre y pelo para actualizar los datos de niveles de contaminación, y desarrollar tareas de educación y generar una norma sobre los niveles de consumo de pescado en base a los tiempos de desintoxicación(que son muy largos), y reducir la bioacumulación.

Los países amazónicos deben juntarse para enfrentar este problema, que puede generar una catástrofe irreversible sobre la salud de las poblaciones amazónicas. Precisar una norma que defina los niveles de consumo en base a los estudios sobre fuentes de contaminación, tiempo de desintoxicación, niveles de bioacumulación y efectos de la magnificación

LA CUENCA DEL NANAY necesita una propuesta integral, un Plan de Desarrollo de la Cuenca

Esta cuenca brinda a más de medio millón de personas bienes y servicios ambientales importantes para su subsistencia.

Entre los bienes que nos brinda está el agua que alimenta a toda la población de Iquitos, San Juan Bautista, Belén y Punchana. Cuanto menos se contaminen las fuentes de agua, los costos de procesamiento para tener agua potable serán menores y más saludables.

La presencia de dragas y otros contaminadores genera contaminación y la presencia de impactos ambientales para todo el ecosistema.

Esta cuenca brinda alimento para las poblaciones que se asientan en sus riberas y para Iquitos y los otros distritos aledaños, asimismo la madera y material para la construcción de sus casas como madera redonda e irapai; genera un bionegocio en base a la presencia de una alta diversidad de peces ornamentales, que los pequeños empresarios los exportan y son una fuente importante de trabajo.

Es una de las principales fuentes de alimento en base al pescado y frutales nativos, mediante el manejo de sus chacras y del bosque. Esto requiere un mayor asesoramiento en el desarrollo de actividades sostenibles como la crianza, el cultivo y el manejo de los recursos.

Además la cuenca del nanay brinda servicios importantes al ecosistema, controlando las inundaciones, los microclimas y es el lugar donde varias especies migran desde otros lugares remotos para reproducirse porque sus aguas tienen las características nobles para ese fin. Estos espacios del rio Nanay son de altísima importancia para la reproducción de los bagres que migran entre varios países.

Es importante destacar que es parte de áreas naturales con categorías nacionales y regionales de conservación, lo que le da una característica de primer novel para la conservación de su rica biodiversidad.

Esta cuenca se caracteriza por sus bellos paisajes y playas que son muy frecuentados por los locales y por los turistas.

Por eso es urgente la creación de una comisión para la elaboración y ejecución de un plan de desarrollo de esta cuenca donde las oportunidades de captación de fondos para conservación y del uso sostenible de los bienes y servicios ambientales con inclusión social permitan mejorar la gestión y tengamos una cuenca sin amenazas permanentes por las actividades mineras, de deforestación, de recepción de aguas servidas, de pescas ilegales y con criterios técnicos para su manejo en beneficio de toda la población que está bajo el área de influencia de la cuenca.

LUIS CAMPOS BACA
DOCTOR EN CIENCIAS AMBIENTALES
PROFESOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA AMAZONIA PERUANA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s