Un respiro para Loreto

 

Por Blgo. Kenny K. Hualinga

Un respiro para Loreto es el nombre del colectivo de jóvenes voluntarios solidarios que nació el 03 de mayo del 2020, con la finalidad y misión de ayudar a las poblaciones de Iquitos frente a la necesidad de medicinas y víveres ante la actual crisis y colapso del Sistema de Salud debido al estado de emergencia por el COVID-19. También para ayudar a los médicos del Hospital Regional con equipos de protección personal y facilitarles medicinas de UCI para pacientes graves con COVID-19.

La situación en la Región Loreto se volvió muy difícil, principalmente en la ciudad de Iquitos, que era una de las ciudades más golpeadas por el coronavirus, junto con otras del país. La necesidad de las personas que no contaban con medicinas, la falta de oxígeno para pacientes graves dentro y fuera de los hospitales y centros de salud, personas que a diario morían en los hospitales y también en sus casas, los hospitales colapsados y carros desfilando a diario por las principales avenidas de la ciudad de Iquitos llevando a los cuerpos a un entierro no tan digno; más los cientos de casas con banderas blancas, donde niños, adultos y ancianos no tenían qué comer por la crisis económica y los jefes del hogar no contaban con un trabajo para poder llevar un plato de comida a su humilde y digno hogar, impulsó a estos más de 10 jóvenes a organizarse y marcar la diferencia, para así poder darle esperanza a cientos de familias de nuestra ciudad.

Dadas las circunstancias este grupo de jóvenes motivados para hacer algo por su ciudad decidió hacer campaña en su página de Facebook. Cada vez que el grupo tenía que llegar a un acuerdo se realizaban reuniones por la plataforma virtual Zoom, una herramienta útil dentro de la pandemia. También se publicaron flyers con el objetivo de recaudar fondos monetarios para la compra de medicinas y víveres. Luego la mayor parte de las medicinas se donaban al hospital regional, también se donaban a personas de bajos recursos en estado de vulnerabilidad, y los víveres adquiridos se destinaban a familias de escasos recursos; se llegó a familias que no habían recibido bono y no tenían algún subsidio económico. Un aproximado de 800 kg de alimentos también fueron donados al padre Raymond Portelli, para su distribución a más familias.

En el camino se presentaron diferentes casos, algunos muy relevantes e importantes, y por eso se sigue haciendo  seguimiento de cada uno de estos. A continuación, como miembro integrante del grupo Un respiro para Loreto, les comparto algunos de los casos más significativos.

El primer caso que llegó al grupo fue de una pequeña llamada Nayda, su situación era de anemia severa, también su piel empezó a edematizar, lo que requería varios análisis y vitaminas para poder contrarrestar esta enfermedad. Contamos con el apoyo de Wisar Salud y de otras personas que prefieren estar en el anonimato, pero su ayuda fue necesaria y agradecida. Como testigo de la situación que se vivió con este caso, puedo manifestar que cada uno de los integrantes dio todo su apoyo, yendo a recaudar fondos en toda la lluvia, otros estando en el hospital junto a Nayda y su papa, y otros moviendo las cosas y recibiendo las llamadas de las personas que querían ayudar con este caso.

Con la publicación de las acciones realizadas como grupo, se logró recibir donaciones de diferentes partes del Perú y del extranjero, en cual estamos muy agradecidos por aquellos héroes sin rostro que prefieren mantenerse en el anonimato. Varios ciudadanos loretanos y algunas empresas donaron medicinas, víveres, ropas de segundo uso; para así seguir brindando más ayuda a más familias. La motivación que nos seguía a continuar fueron muchas de las frases de la Madre Teresa de Calcuta, que con su amor incondicional al prójimo hacía acciones de caridad.

Luego recibimos una llamada de la hija de un bombero solicitándonos ayuda para realizar una actividad a favor de más de 45 bomberos infectados por el covid-19. La campaña se planificó con el grupo, decidiéndose realizar un  video a favor de nuestros hermanos voluntarios y así también poder llevar ayuda a ellos, que también a dia a día arriesgan sus vidas por nosotros y que también se llegaron a contagiar con el virus y por ende a sus familias. Todo lo recaudado de esa campaña, entre medicinas, EPP y oxígeno, la compañía de bomberos lo distribuyó a las diferentes sedes en la región Loreto.

Un día cuando fuimos a dejar medicinas y EPP para los médicos del Hospital Regional, nos contactó un hermano evangélico, quien conocía a un paciente al cual le llaman por cariño Pescadito, dicha persona vive solo en uno de los cuartos de asilo del Hospital Regional (ya que no cuenta con casa ni familiares en la ciudad de Iquitos). Pescadito padece de fibrosis pulmonar y siempre está necesitando de oxígeno, medicinas y víveres. Debido a eso, Un Respiro Para Loreto acudió llevándole la ayuda del caso con oxígeno, medicinas, víveres, ropa y algunas cosas de aseo personal y recuerdos.

También ayudamos a unos padres jóvenes de la comunidad de Trompeteros. La madre fue evacuada de emergencia hasta la ciudad de Iquitos por presentar complicaciones de parto.

Luego atendimos el caso de la mamá de Liam, de nombre Arianita, quien se contactó con Un respiro para Loreto vía messenger solicitando apoyo para su bebe de 2 meses, que fue diagnosticado con criptorquídea, que es cuando se presenta un testículo sin haberse desplazado al saco de piel debajo del pene antes del nacimiento. Esto es poco frecuente en los bebés que completaron el período de gestación, pero es común en los bebés prematuros. Gracias a las donaciones de dinero en efectivo Un Respiro Para Loreto pagó una primera cita con el pediatra, adicional se compró medicamentos que fueron recetados en esta primera consulta, donde además se brindó el número de un cirujano pediatra para que se evalúe la criptorquídea. Debido a su edad no se pudo hacer intervención quirúrgica, entonces se pagó 2 citas con el pediatra por adelantado, y analisis clínicos. A posteriori con los resultados de los análisis clínicos se pagó otros medicamentos, se entregó canasta de víveres y donaciones de la gente que se acercó a donar.

Así mismo se ayudó con canastas de víveres a la mamita Aurora, la mamita Lili, el abuelito César, un padre adolescente sin trabajo, a vecinos de escasos recursos económicos con bolsas de víveres y algunas medicinas.

El 19 de junio del 2020 se ayudó con 1.5 toneladas de víveres, medicinas, mascarillas, productos de desinfección y material informativo sobre Covid19 a la comunidad nativa Nueve de Octubre de alrededor de 586 pobladores.

Actualmente se está organizando una campaña solidaria para las 24 comunidades nativas y campesinas de los ríos Tapiche y Blanco. Con esta campaña se quiere llegar a los hermanos cocamas, kichwas y matsés llevando víveres, medicinas, EPP y productos de desinfección.

Si desean visitar nuestra página hagan click aquí: Un respiro para Loreto.

#UnaSolaUnion, #UnaSolaFuerza, #UnRespiroParaLoreto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s